Sismo de Tehuantepec (2017-09-07 23:49 Mw 8.2)

"Puedes pedirle a un millennian que levante su cuarto y probablemente no lo hará, pero pídele que levante un país y seguramente lo hará." - Anónimo.

Hoy recordamos el gran temblor ocurrido en el Golfo de Tehuantepec, a 133 km al suroeste de Pijijiapan, Chiapas. El sismo con una magnitud de 8.2, ocurrido a las 23:49 hrs con una profundidad de 45.9 km.

Dos días después de ocurrido el sismo, se habían registrado 483 réplicas y quince días después, 4,326 réplicas cuya distribución abarca todo el Golfo de Tehuantepec, esta cantitad incluyen toda la sismicidad detectada en la región, sean localizables o no.

Sismicidad histórica en los estados de Chiapas y Oaxaca

México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas: La placa de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón no es rara la ocurrencia de sismos. El Servicio Sismológico Nacional reporta en promedio la ocurrencia de 40 sismos por día.

Chiapas y Oaxaca son de los estados con mayor sismicidad en la República Mexicana. El origen de esta sismicidad se debe al contacto convergente entre dos importantes placas tectónicas que tienen lugar en la costa del Pacífico, frente a dicho estado.

Réplicas

Cuando ocurre un sismo de magnitud considerable, las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura sufren en reacomodo, lo que genera una serie de temblores en la zona que recibe el nombre de réplicas. El número de las réplicas puede variar desde unos cuantos hasta cientos de eventos en los próximos días o semanas de ocurrido el temblor principal.

La ocurrencia de temblores en los estados de Chiapas y Oaxaca es frecuente. Hasta la fecha no se cuenta con técnicas científicas en ninguna parte del mundo que puedan determinar cuándo o dónde ocurrirá un sismo; tampoco se puede saber qué tan grande será o qué efectos tendrá en la población. Estar informados acerca de estos fenómenos naturales será de gran utilidad para mitigar el riesgo sísmico en caso de un evento de magnitud considerable.

Duración

Cuando hablamos de duración de un sismo nos podemos referir a varios conceptos diferentes: una es la duración del movimiento percibida por el ser humano; otra, la duración del riesgo instrumental (puede ser incluso de varios minutos); y otra es el tiempo que duró el movimiento de la falla que originó el sismo (que puede ser de unos cuantos segundos).

Los sismómetros son instrumentos altamente sensibles al movimiento del suelo, esto les permite detectar con suma precisión el instante mismo del inicio de un sismo, así como su determinación. El ser humano, a diferencia del sismómetro, no tiene una percepción tan desarrollada en este sentido, en general sólo es capaz de percibir la parte más intensa del movimiento provocado por un sismo. Esto quiere decir que, si ponemos juntos a una persona y a un sismómetro a medir la duración de un sismo, la persona reportará un tiempo de movimiento bastante menor al que reportará el sismómetro, debido a que la persona sólo siente la parte más intensa del movimiento del suelo, mientras que el sismómetro percibe hasta el movimiento más insignificante que se da justamente cuando el sismo se inicia y cuando termina. La diferencia entre lo que sienten las personas y lo reporta el instrumento es considerable.

Por otro lado, la duración de un sismo tanto instrumental como la percepción humana varía de un lugar a otro, y no es un valor fijo. Cuando ocurre un sismo, las personas pueden experimentar tiempos diferentes. Existen tres factores principales que intervienen en la duración del movimiento: La distancia al epicentro, el tipo de terreno y el tipo de construcción en donde nos encontremos en ese momento.

CoculaAlAire  "Tu lugar, tu historia..."
Texto: Sistema de Sismología Nacional