Los Profesores...

  • Profesor con maleta en el hombro
Lun, 05/15/2017 - 00:00 -- admin
La clase acaba cuando yo digo, no cuando suena el timbre (Frase popular de los profesores)

Profesores, personas que a nuestro parecer que no tienen mucho que hacer, que si los vez fuera de la escuela realizando alguna situación cotidiana se te hace extraño, crees que son una especie de espécimen rara que no salen de la escuela, que no creerías que tenían vida fuera de las paredes de las aulas, pero ellos son igual a nosotros, van al cine, salen a divertirse, pasear, andan en bicicleta, van a áreas recreativas, parques, restaurantes y muchas otras cosas más. Lo que los hace diferentes a nosotros es que ellos son los creadores de futuros, impulsadores del mañana, constructores de sueños y nos dan las armas necesarias para la vida diaria...

La verdad, cuando me encontraba en el Bachillerato, tenía diferentes tipos de profesores; los buena onda, los amargados, los vale madre, los sociables, los introvertidos, los serios, los histéricos, los estrictos entre otros... Pero cada uno de ellos, me ha ayudado en diferentes sentidos, les contaré por qué...

Los Buena Onda; me ayudaron a ver que se podía confiar en los profesores, al ver que ellos también son personas, que conviven con las demás personas y que también pueden hacer amistades y bromear con sus alumnos, no es necesariamente ser un profesor sumamente estricto, porque pueden compartir intereses comunes con sus alumnos, además que suelen echarte la mano cuando lo necesitas.

Los Sociables; son los profesores que les encanta hablarle a muchas personas, conocen a tantas personas como no te imaginas, (y no solo los conocen, en muchas ocasiones, esas personas que saludan fueron sus alumnos y por ello los conocen), gracias a ellos aprendes a que existen personas a tu alrededor de los cuales puedes aprender de cada uno de ellos, además de que quisá, podríamos necesitar alguna vez podrían necesitar ayuda esas personas, como nosotros de ellos.

Los introvertidos; son aquellos profesores que esperan pasar desapercibidos, no les gusta llamar la atención y tratan de no involucrarse en actividades donde deban expresarse en un público grande, con ellos aprendí que no debemos estar encerrados en una burbuja imaginaria, en la que no dejamos pasar a nadie por miedo de que algo nos pueda suceder, es algo frustante, esa burbuja no te deja conocer lo que existe a tu alrededor, ver el mundo en el que vives, así que rompamos esa burbuja y aprendamos a salir de ella para entrar al gran mundo que nos rodea.

Los Serios; la seriedad en ellos no quiere decir que no rompan ni un plato, o que deban estar callados en todo el tiempo, de hecho, la seriedad es la cualidad que nos hace distinguir los momentos, si es un momento en donde se debe permanecer atento, pues estar atento, y si es un momento en el que es bueno el relajo, pues igual, hacer relajo, es así como se comportan estos profesores, saben distinguir los momentos y saben comportarse en cada uno de ellos, eso es lo que aprendí de ellos, a saber distinguir los momentos.

Los Vale Madre; son aquellos profesores que no les importa los comentarios que lleguen a escuchar de los demás profesores por cómo es que da sus clases o de algunos de sus alumnos, son aquellos que se preocupan más por lo que sus alumnos aprendan que por seguir el temario y ver que cumplan con toda la retícula programada, de ellos se aprende que en ocasiones, no es bueno escuchar todos los comentarios que los demás tengan de ti, que hay que distinguir tanto en qué forma hacen el comentario, como si es algo que pueda ayudarte a mejorar o no.

Los Amargados; son los profesores que siempre encuentran algo de qué quejarse, que si el clima es soleado, que si el clima es lluvioso, que si el tráfico, los trabajos, el internet o cualquier cosa que encuentren a su alrededor a la cual echarle la culpa de su estado de ánimo, con ellos aprendí que podemos estar molestos con alguna cuestión y que en momentos podemos explotar con las personas que no tienen nada que ver con nuestro problemas, debemos de dejar nuestros problemas en casa y no llevarlos a la escuela, trabajo, oficina, hogar o a cualquier lugar al que vayamos.

Los Regañones; parecerán algo chistosos, pensarán ¿aprendiste algo de ellos? pero sí, esos profesores aunque muchas veces solo nos quieran regañar porque algo no les parece a ellos aunque no sea algo realmente malo, pero también saben encontrar cuando debemos cambiar algún hábito que no nos beneficiará en un futuro, de igual forma, andar con cuidado con ellos, porque pueden alterarse fácilmente, pero si tenemos una gran confianza y un buen lazo con ellos, podemos aprender muchas cosas, recordemos que ellos llevan un camino recorrido desde antes, y tiene algunas experiencias que nos pueden beneficiar.

Los Estrictos; lo sé, son una molestia, nunca están conformes con la calidad del trabajo que realizamos, son los que nos lanzan una lista enorme de cómo es que quieren que los trabajos se entreguen y si incumplimos con alguna mínima parte de ese enorme listado, pueden hasta decirnos que no nos aceptarán el trabajo y reprobarnos, aún así sea una pequeña manchita de borrador en el último centímetro cuadrado de la esquina inferior izquierda de la hoja, pero ellos nos hacen sacar lo mejor de nosotros, nos hacen crear un trabajo de calidad, no conformarnos con hacer el trabajo, sino crear algo que de verdad sea de calidad.

Estos son algunos de los tipos de profesores con los que me he topado, no solo en el bachillerato, sino desde mi infancia, cada uno de ellos me ha enseñado algo, de diferentes formas y cada uno a su modo, pero algo tienen para enseñarnos y nosotros para aprender; conocimientos intelectuales y los conocimientos para la vida. Con su forma de ser aprendí de ellos, con sus palabras, consejos, regaños. Por todo ello agradezco a todos los profesores por su ardua labor en la vida, la enseñanza de las demás profesiones...

CoculaAlAire "Tu lugar, tu historia..."

Texto: Joanito Goodface
Fotografía: Alexas_Fotos de Pixabay