Día del adulto mayor en México

El 28 de agosto se celebra en diversos países el "Día del Adulto Mayor". En México se considera Adulto Mayor a una persona que tiene más de 60 años y se refiere a la etapa que suma todas las experiencias de la vida y pasa por la mayoría de las metas familiares, profesionales y sociales. Pero también marca el inicio de etapa donde las personas presentan condiciones de vulnerabilidad física, social y económica.

En 1982 se decretó conmemorar a nivel internacional, el mes de agosto como el de la vejez; y en México se determinó que el día 28 del mismo mes sería considerado como el Día del Adulto Mayor.

La composición de la población en México ha cambiado en las últimas décadas. En 2015, la población adulta mayor 60 años y más representaba 10.9% del total de la población femenina y 9.9% del total de población masculina. A pesar de su bajo peso relativo, la población adulta mayor está creciendo de manera acelerada. Se prevé que para 2030 las mujeres de 60 años y más representen 15.8% del total de la población femenina y los hombres 13.8% del total de la población masculina (CONAPO, 2013)

El envejecimiento saludable es el proceso mediante el cual las personas adultas mayores adoptan, adecuan o fortalecen estilos de vida que le permiten lograr el máximo de bienestar, salud y calidad de vida a través de las estrategias de autocuidado, ayuda mutua y autogestión, utilizando de manera óptima las redes de apoyo social formales e informales, en el marco del envejecimiento activo.

Los estilos de vida que han demostrado tener un impacto significativo en la salud, bienestar y calidad de la vida en la vejez son:

  • Una alimentación adecuada,
  • Ejercicio físico periódico y seguro,
  • Higiene personal adecuada,
  • Sueño suficiente y reparador,
  • Recreación y
  • Una alta autoestima.

Significado del Listón distintivo

  • El color verde: Significa el buen estado físico y emocional de la persona adulta mayor.
  • El filo dorado: Significa la época dorada, en que las personas adultas mayores están libres de compromisos y pueden atender sus asuntos personales y vivir más plenamente.